doña



como una doña
más como
cualquiera de
esas
samantas y
rositas y
trilces la

angustia cardinal

le sonríe (malicia
delicia) a tu
flash
prepotente
duro
blanco azulado como

piedra
de
sal


En Máquinas del tiempo



Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *