la gran guerra



como el cobarde que es declara, no que huye, sino que se preserva para futuros combates, para la gran guerra: la guerra en sueños en la que tendrá que vérselas con la hueste de figuras baratas y sucias de todos esos naipes que fue recogiendo de las calles desde que su mundo fue mundo



Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *